jueves, 5 de mayo de 2016

Carne Guisada

Hola¡¡


Mi receta de hoy va de carne, de un guiso casero de toda la vida, y con los ingredientes que podemos tener en casa. El secreto es el tiempo de cocción : de 2 horas a 2 horas y media. Sólo así logras una carne blanda y con una salsa exquisita que no la logras con la olla rápida. El resultado es tan tan bueno, que como dijo mi marido: "digno de cualquier restauran que se precie de ello"... así que vamos al lío.

Primero vamos a ver cómo se hace en el siguiente vídeo:



Ingredientes:

1/2 kilo de carne para guisar. Yo utilicé añojo del Mercadona.
2 Cebollas
2 Zanahorias
1 hoja de laurel
3 dientes de ajo
1 tomate
Romero
1/2 vaso de vino blanco o tinto. Yo prefiero el tinto.
1 tableta de caldo de carne
Pimentón dulce (Ají de color)
Pimienta molida o granos de pimienta
3 cucharadas de harina
Aceite de Oliva
Sal

Nota: los aliños puedes variarlos de acuerdo a tu gusto personal, pero la combinación que te dejo tiene un resultado espectacular.

Paso 1:  Pelar y picar Cebollas en cuadritos finitos.   Ponerlas en una sartén con aceite caliente y comenzar a sofreír.
Paso 2: Pelar las zanahorias, cortarlas en rodajas y agregarlas a la cebolla
Paso 3: Pelar, picar los ajos y agregar al sofrito.
Paso 4: Pelar el tomate, picarlo y agregarlo al sofrito.
Paso 5: Mientras tanto, cortar la carne en trozos aptos para el guiso. A mi me gustan trozos más bien pequeños, asi que la carne que ya compro troceada, la vuelvo a cortar, tal como ves en el vídeo.
Paso 6: Pasar la carne por harina y freírla en un sartén
Paso 7: Agregar la carne al sofrito y revolver
Paso 8: Agregar todos los ingredientes restantes (laurel, romero, pimentón, pimienta, vino, tableta de caldo.
Paso 9: Agregar 1 taza de agua
Paso 10: Agregar sal a gusto sin pasarte. Es mejor que la vayas rectificando a medida que la carne se va cociendo.

Dejar todo cocer a fuego suave, suficiente que hierva constantemente pero en el fuego lo más suave posible, durante 2 a 2 horas y media.

Consejo: Si ves que el guiso puede estar un poco ácido, puedes agregar una cucharadita de azúcar, sin miedo. Verás cómo la acidez se suaviza sin afectar en lo más mínimo el sabor del guiso.
* Si vieras que el guiso te ha quedado pasado de sal, simplemente agrega una patata pelada y ésta absorberá la sal que sobre. Luego, te la puedes comer y está exquisita pues se ha impregnado de la misma salsa del guiso.

Una vez que esté listo, lo puedes acompañar con patatas cocidas o con arroz blanco.

Si quieres convertir esta carne guisada en un guiso de "Patatas con Carne", simplemente agrega las patatas peladas y cortadas al guiso, una media hora antes de terminar la cocción de la carne. Quizás tengas que agregar un poco más de agua y sal.

Es un guiso que requiere mimo pues cada cierto tiempo tienes que revolverlo y asegurarte no se te pegue en la olla.

Puedes hacer el doble de la receta y dejar congelado. Así tendrás también una carne lista y exquisita para sacarte de un apuro.

Si haces esta receta, te aseguro quedarás muy bien. Está buenísima.

Si te ha gustado esta receta, te invito a seguirme en youtube y en facebook.