domingo, 14 de septiembre de 2014

Galletas con almendras, nuez y otras rellenas de Nutella


Hola que tal hoy domingo?  Espero que podáis descansar mucho mucho mucho...

Estas galletas que os presento hoy están hechas con la masa de galletas para decorar (os la explico al final del post), pero con el fin de tener unas ricas pastas para comerlas en casa.  Tienen un toque de almendra, otras de nuez y otras están rellenas de Nutella.

Es una alternativa muy fácil y muy apropiada para los niños o si vienen visitas.






Para las galletas con almendra o nuez, basta con colocar un trocito de éstas sobre la masa, antes de hornearlas.. como en la foto



Para las galletas rellenas con Nutella (o lo que quieras.. por ejemplo, mermelada), tienes que cortar galletas como en la foto




Para hacer el círculo del medio, utilizo la base de una boquilla para decorar..
Para hacer los puntitos.. utilizo la punta de un palillo (mondadientes)

Una vez horneadas, colocas una capa del relleno sobre la galleta que está entera y luego la tapas con la galleta que tiene el círculo.. y listo¡¡  así de fácil..









Ahora vamos a la receta de estas galletas. Es la receta que siempre uso, basada en la receta de Bea Roque, pero a la cual le hago un pequeño cambio, que está indicado en negrita más abajo.



  • 250 gramos de mantequilla pomada. Pomada significa a temperatura ambiente, del modo que al presionarla con el dedo, este blandita. No sirve ablandarla al micro ondas o de otra forma. 
  • 250 gramos de azúcar glass.  (Si no tienes, utiliza azúcar normal.. pero queda mejor con azúcar glass o impalpable (azúcar flor en Chile).
  • 650 gramos de harina tamizada (sin levadura en polvo)
  • 1 huevo XL o un huevo M y una yema. A temperatura ambiente.. imprescindible.
  • 1 cucharadida de vainilla líquida (yo le pongo 2) o ralladura de limón o de naranja
  • 3/4 cucharadita de sal (esto es porque a mí me gusta) pues le da más contraste de sabor.
  • 1 chorrito de leche para ligar la masa

Lo primero es batir la mantequilla (puedes utilizar tu batidora eléctrica o la paleta de amasar.  Al principio yo usaba un procesador de alimentos y le ponía la cuchilla para amasar, que es de plástico.  Pero ahora utilizo una amasadora tipo Kitchen Aid.
Una vez que he batido la mantequilla y está suave, agrego el azúcar y sigo batiendo hasta que este bien ligada con la mantequilla.

Luego agrego el huevo batido y la esencia de vainilla y sigo batiendo.

Luego voy agregando el harina cernida de a poco, junto con la sal. Llega un momento en que las varillas ya no pueden seguir batiendo y ahí es cuando pongo toda la masa en una fuente, y ayudo a que la masa ligue con un chorrito de leche. Ten cuidado al ir agregando la leche, que sea de a poco. No sea que te vayas a pasar y te quede muy húmeda.  La vas ligando con las manos.

Aquí tienes dos opciones:

La primera es dividir tu masa en 4 y guardarla en la nevera una media hora, envuelta en film plástico.. o hasta que la vayas a utilizar. También la puedes congelar hasta el día que la vas usar. El día que la vas a usar simplemente la sacas del congelador por la mañana.

A mi lo que mejor me va es hacerla el día anterior y dejar que repose en la nevera toda la noche.

Para estirar la masa, tienes que ponerla entre 2 capas de papel antiadherente y comenzar a estirarla con el rodillo.

Para que la masa te quede planita y del mismo grosor tienes dos alternativas:   Una es con rodillos especiales que vienen con unas ruedecitas.. o un truco que me lo han dicho pero que aún no uso:  compra palillos chinos (para comer comida china) y los pones como guía al pasar el rodillo o uslero.


Una vez que has ligado la masa, sepárala en pequeñas porciones y ponlas entre papel antiadherente. 
Con un rodillo comienza a estirarla, tal como en la fotografía.    Aunque Bea recomienda congelarla antes, yo he optado por estirarla, cortarla y luego congelarla 10 minutos antes de hornearla.



La masa la puedes dejar del grosor que quieras. Si las vas a decorar, déjalas como de 4 milímetros. Yo lashe hecho de varios grosores, pues muchas las voy a dejar sólo para tomarlas con un café y sin decorar.


Las galletas, a medida que las voy cortando, las voy colocando sobre papel de horno y las meto en el congelador unos 10 minutos antes de hornearlas. De esta forma, evitas que se deformen.

El horno lo tienes que tener precalentado a 180º y dejarlas en el horno hasta que veas que la base de la galleta está dorada.

Una vez horneadas, tienes que sacarlas y dejarlas sobre una rejilla  hasta que enfríen. 

Es muy fácil y es sólo práctica y agarrarles el truquillo..

Bueno.. esto sería todo por hoy.. Si tienes alguna duda, basta que me escribas en el blog o facebook y estaré encantada de responderte.

Un abrazo y gracias por haber llegado hasta aquí.

Sonia