jueves, 24 de julio de 2014

Leche Nevada (Postre típico chileno)

Hola¡¡

  

Hoy les voy a hablar de un postre típico chileno, la Leche Nevada.

Es un postre que yo lo conozco desde pequeña y se hacía seguido en casa de mi abuela. Le he dado una pequeña vuelta.. y esta versión (con más especias) me ha gustado mucho.

Además, es un postre bastante económico pues básicamente necesitas huevos, leche y azúcar.

Es un postre que tiene una crema de vainilla y sobre ella unos copos de merengue.

Bueno, no más cháchara y vamos a los ingredientes:

  • 3 huevos a temperatura ambiente, separados las claras de las yemas
  • 4 cucharadas de azúcar para el merengue
  • 4 cucharadas de azúcar para la crema
  • 1 1/2 cucharada de maicena
  • 1 litro de leche
  • 1 palito de canela
  • Ralladura de 1 limón
  • Canela molida para espolvorear
  • Opcionales (el toque que le he dado yo): 2 palitos de clavo de olor y algunos granos de anis

Lo primero es preparar el merengue.

Pon las 3 claras con una pizca de sal en una fuente honda y comienza a batirlas hasta que estén firmes y formen picos. 



Comienza a agregar el azúcar de a cucharadas y sigue batiendo. No añadas toda el azúcar de una vez sino que de a poco para que el merengue no baje.

Una vez tengas las claras listas, resérvalas.

Por otro lado, en una olla al fuego pon 3 tazas de leche (la otra taza la guardas para luego) con ralladura de limón y una ramita de canela. Yo también le puse un poco de anís y un par de clavos de olor.


Cuando la leche comienza a hervir, cuélala (aunque yo nunca la cuelo pues me gusta toparme con las especies), toma copos de merengue y ponlos sobre la leche.  La leche tiene que estar siempre hirviendo pero a fuego suave. Cuida que no se te suba.  Fíjate que no sean muy grandes porque aumentan de tamaño. Yo te sugiero ir probando hasta que encuentres el tamaño que quieras.



Una vez que veas que han aumentado de tamaño, dalos vuelta, déjalos unos segundos y sácalos.

Repite el procedimiento con todas las claras. 

Anda colocando las claras en un plato llano.

Una vez que has terminado el tema de las claras, procederemos a hacer la crema de vainilla.

En un recipiente hondo pon una taza de leche fría y las 3 yemas. Bátelas manualmente hasta incorporarlas. Ahora, agrega la cucharada y media de maicena e incorpora.  Acuérdate que la maicena siempre la tienes que disolver en líquido frío.

Una vez que tengas las yemas batidas con la leche y la maicena, incorpora toda la mezcla a la leche en donde bañaste las claras y comienza a revolver. Agrega el azúcar. Yo lo hago con el mismo batidor manual, hasta que la crema espese.  Una vez que  ha espesado, sácala del fuego. 

Con estas cantidades que te indico, la crema queda espesa, tipo natillas. Si quieres una crema menos espesa, te recomiendo primero echar 1 cucharada de maicena y según veas, le puedes luego agregar más, pero recuerda que nunca se hecha la maicena directamente sobre un líquido caliente, sino que primero se disuelve en frío.

Una vez tengas lista la crema de vainilla agrégala en la fuente donde va a ir tu postre y encima anda colocando los copos de merengue.

Espolvorea con canela en polvo.

A la nevera y listo¡¡

Está pa chuparse los dedos¡¡¡



Ah¡¡ se me olvidaba.. que porqué la crema me ha quedado tan amarillita? je je.. porque le he echado unas gotitas de colorante comestible amarillo...