lunes, 31 de marzo de 2014

Tarta de Fresa y Manzana



Hola¡¡

Esta tarta que veis aquí lleva masa quebrada, crema pastelera y fruta (fresas y manzanas).



La puedes hacer de dos formas diferentes:

Una es hornear la masa primero y luego rellenarla. Así las fresas quedarán frescas.

La otra es rellenar la masa cruda y llevarla al horno, que es lo que yo hice.  En esta foto estás viendo la tarta justo antes de llevarla al horno.



Vamos a ver la receta para la masa y la receta de la crema pastelera. Son recetas del libro "Pasteles, pastas, galletas..." de Caroline Bretherton

Primero vamos a ver los ingredientes de cómo se hace la masa. Esta es para un molde de unos 22 cm de diámetro.

  • 150 gramos de harina más extra para espolvorear
  • 100 gramos de mantequilla refrigerada y cortada en cubitos
  • 50 gramos de azúcar granulada o blanquilla
  • 1 yema de huevo (opcional.. si no se la pones.. tendrás que poner agua fría)
  • 1/2 cucharadita de extracto de vainilla

Primero tienes que juntar la harina con la mantequilla hasta formar una arenilla. Yo lo hago en el procesador de alimentos. Cuando está formada la arenilla le tienes que agregar la yema y el extracto de vainilla. Si no quieres usar la yema, tienes que agregar un poquitín de agua.. digamos.. una cucharada sopera de agua. Si usas la yema, no le agregues agua, a no  ser que la masa te lo pida.  La cantidad de humedad que pide la masa depende de la humedad del medio ambiente y del tipo de harina.

Con las manos, junta la masa y forma una bola. No es una masa que se amasa ni se uslerea aún.  Al comenzar a juntar los ingredientes, la mantequilla se comienza a ablandar y ayuda a ligar la masa.

Si ves que necesita más humedad, agrega un poquitín más de agua. Ojo: siempre muy de a poco para que no te pases. Si te pasas, tendrás que agregar más harina, pero no es la idea.

Una vez que tengas lista la masa, envuélvela en un film plástico y déjala en la nevera una hora.

Cuando la masa esté lista, sácala de la nevera y estírala con un uslero. Si la masa empieza a desmoronarse, que es lo más común, amásala suavemente con las manos para unirla.  

Recubre el molde con la masa, dejando un borde sobresaliente de 2 cm.

Si te sobrara masa por los bordes, córtala con una tijera o un cuchillo.

Para la crema pastelera, que de por cierto está muy buena:

  • 100 gramos azúcar granulada
  • 50 gramos maicena
  • 2 huevos
  • 1 cucharadita extracto de vainilla
  • 400 ml de leche
En una fuente mezcla el azúcar, la maicena, los huevos y el extracto de vainilla. Reserva

En una cacerola hierve la leche. En cuanto hierva, sácala del fuego y viértela sobre la mezcla de huevos, siempre batiendo con tu batidor manual.  Cuando esté todo unido, vuelve la mezcla a la cacerola, espera a que hierve y espese.   Si vas a usar la crema pastelera sobre la masa ya horneada, sigue cocinando de 2 a 3 minutos.  Si vas a usar la crema sobre la masa cruda, déjala tal cual, pues se va a terminar de cocer en el horno.

Relleno de frutas:

  • Fresas cortadas en rodajas
  • 2 manzanas cortadas en cuadraditos, maceradas en zumo de 1 limón, una cucharadita de canela en polvo  y media taza de azúcar. Si te gusta más dulce, puedes agregar más azúcar, pero ya es gusto tuyo.  Si la tarta la vas a llenar cuando la masa esté ya cocida, tendrás que cocer las manzanas primero, durante 10 minutos, en una cacerola. Opcionalmente puedes ponerle nueces picadas. Queda muy bueno. Puedes también ponerle pasas y si te gusta el licor, un chorrito de ron o pisco (licor típico chileno).
  • Para montar la tarta que va a ir toda al horno:

Una vez que tienes la masa en el molde, vierte la crema pastelera y sobre ella la fruta.  Sobre la manzana siempre pon unos trocitos de mantequilla.

Horno precalentado a 170 grados y hornea 30 minutos o hasta que veas que la masa está dorada.

Para montar la tarta que va a ir sólo la masa al horno:

Pon la masa en tu molde, pínchala,  y hornea a 170 grados durante 20 minutos o hasta que esté dorada.
Sácala del horno y vierte sobre ella la crema pastelera.
Pon sobre tu tarta las fresas frescas y las manzanas (previamente has tenido que cocerlas en una cacerola durante unos 15 minutos).

Y listo¡¡

Este tipo de tartas no alcanza a durar 24 horas.. lo digo por experiencia.