martes, 25 de marzo de 2014

Red Velvet Integral / Light (sin grasas ni azúcar)

Hola¡¡





Hace poco me descubrieron principio de artrosis y hoy me han confirmado que es en una de las vértebras de la columna y tengo algo en las caderas.. o sea.. estoy frita.  Es una enfermedad degenerativa y sólo queda aguanter e intentar llevar una vida sana.

Fundamental, la alimentación. Fundamental. tener el peso controlado. Desde Enero, que me puse a dieta, he bajado 6 kilos, pero me faltan aún 3 más..  Difícil si me gusta comer y difícil si me gustan las cosas ricas.

Sin embargo, no voy a renunciar a los placeres de la buena mesa. .ja ja.. pero voy a comenzar a hacer recetas bajas en grasas y bajas en azúcares.

Por lo mismo, hoy traigo una versión del bizcocho Red Velvet dirigida a aquellas personas que no pueden ingerir azúcar y que quieren una dieta sana.

Creo que es un verdadero reto, pues está íntegramente elaborado con harina integral. Además no lleva mantequilla ni aceite. Tampoco lleva azúcar.



Es decir.. es una receta muy tuneada de la original pero muy sana.  Tiene remolacha en conserva y no tiene colorante rojo. El color final no fue rojo sino más bien marrón.

A mi, qué quieren que les diga, la remolacha no me acaba de gustar. Pero hay gente que le gusta y que van a querer hacer esta receta.  Sin embargo, a mi me encanta la tarta de zanahoria y estoy segura que si reemplazas la remolacha por zanahoria rallada, quedará muy muy rica.  Además siempre tienes la alternativa de agregarle además nueces picadas. Si la haces de zanahoria, saca el cacao pero deja los otros ingredientes.

Les adelanto que es diferente a una tarta hecha con mantequilla y azúcar, asique no esperéis ese resultado. Sin embargo, queda húmeda y sabrosa. Si no quieres un resultado "tan integral, utiliza harina normal. Yo usé 100% harina integral.

Estos son los ingredientes que utilicé:

  • 200 gramos harina integral
  • 1 sobre de 15 gramos de levadura química
  • 1 cucharada cacao en polvo valor
  • 1/2 cucharadita canela en polvo
  • 1 cucharada de vainilla líquida
  • 2 cucharadas de edulcorante líquido
  • 1 manzana para dar dulzor
  • 1 plátano para dar dulzor y reemplazar la grasa.
  • 1 cucharadita de vinagre
  • 100 ml de leche cortada con zumo de limón (leche descremada + 1 cucharada de zumo de limón y dejar reposar 10 minutos.)
  • 3 huevos XL
  • 80 gramos remolacha en tarro, enjuagada.

Primero prepara el butter milk (100 ml de leche desnatada cortada con zumo de limón (leche descremada + 1 cucharada de zumo de limón y dejar reposar 10 minutos.)


Segundo:  En una trituradora tritura la remolacha + el plátano y la manzana hasta obtener un fino puré. Agrega el edulcorante líquido y la vainilla.

Tercero:  Bate los huevos.  Agréagles el butter milk y la mezcla de remolacha y el vinagre.  Reserva.

Tercero:  En una fuente honda mezcla la harina + la levadura química + canela en polvo

Cuarto:   Termina mezclando los ingredientes secos + los húmedos

Precalienta el horno a 160º, no más. Pues estás usando edulcorante líquido y es la temperatura máxima para hornear y así evitar se ponga amargo.

Unta un molde con mantequilla o manteca vegetal Crisco. Vierte la mezcla y hornea hasta que esté listo.

El tiempo depende del molde. Yo lo tuve...      hasta que el palito me salió secó. Unos 20/25 minutos.

Un vez frío lo corté en 2. Lo rellené con crema de queso Light y listo.

Si utilizar el Robot de Cocina Multicook Pro de Tefal, utiliza el modo postres.

Para la Crema de queso utilicé 250 gramos  Crema de queso Light y edulcorante líquido al gusto + 1 yogurt desnatado edulcorado. Lo mezclé y listo¡¡

Rellenar y cubrir. Yo lo decoré con chocolate en polvo y algunas frambuesas congeladas que tengo en la nevera.


A ver qué les parece esta receta y si tienen algún comentario.

Una abrazo y gracias por leerme.