sábado, 5 de octubre de 2013

Mermelada de Tomates


Hola¡¡   Hay dos mermeladas que quería hacer hace tiempo, que son la de tomates y la de cebolla. Hoy las venden en las tiendas gourmet y en los grandes supermercados.  Yo soy partidaria de que mientras más cosas las puedas hacer en casa, mejor. No sólo porque aprendes, pasas un rato agradable, sino que porque además de ser más económico, sabes exactamente qué estás comiendo.

La mermelada de tomates es exquisita para acompañar un pan con queso, unas tostadas o como guarnición para un plato de carnes o pasta. A mí, personalmente me encanta la combinación agri-dulce.  Esta que estoy haciendo hoy, es la primera vez que la hago y me ha gustado mucho. Ya sabía de antemano que me iba a gustar.

Hay muchas recetas en internet acerca de este mermelada,  pero voy a explicar la que yo he hecho, y con la marcha, las variaciones que puedes hacer.

Vamos a los ingredientes. La receta la puedes aumentar o disminuir de acuerdo a la cantidad de mermelada que quieras. Siempre proporcionalmente.




Para la cantidad que ves en el frasco de la foto, utilicé

  • 500 gramos de tomates,
  •  250 gramos de azúcar,
  • el zumo de un limón,
  •  un par de clavos de olor y
  •  medio palito de canela.

Hay recetas en internet que sólo llevan el tomate y el azúcar, pero a mi me gusta que esté más aromatizado y por eso he agregado la canela y los clavos de olor, pero queda al gusto de ustedes. Además, el zumo de limón ayuda a la conservación y le da un toque ácido muy bueno.

Para la preparación: 

Pela los tomates y pícalos en trocitos pequeños. Mientras más pequeños los trocitos, menos tropezones te encontrarás en la mermelada. 



En una cacerola pon todos los ingredientes y déjalos cocer unos 40 minutos, revolviendo de vez en cuando, con cuchara de madera. Aconsejo tener una cuchara de madera especialmente para la repostería y otra para la cocina de diario.

Acuérdate que la mermelada espesa cuando se enfría, asique si la ves medio líquida no importa.

Envásala en un frasco limpio, previamente hervido. A mi me gusta hacer pequeñas cantidades de mermelada e irlas consumiendo rápido.