martes, 13 de agosto de 2013

Tortilla de Patatas con cebolla y calabacín (zapallo italiano) - Tutorial con fotos



                                      


Hola ¡¡   Esta receta está dirigida a l@s chilen@s.

Hoy les hablaré de la tortilla de patatas. Plato típico en España.


Les hablaré de mi relación de amor / odio con ella.


Hace 8 años que vivo en España, y aún no le tomo el pulso. A veces me ha quedado fantástica y otras veces muy mala. 


Debe ser porque odio freír.. y esto las patatas lo deben sospechar. ja ja


Hoy la he hecho pensando que es para publicarla en el blog, y si.. ha quedado muy buena, según mi marido, el principal catador de la tortilla de patatas. 


Ah¡¡ y a mi hijo le ha gustado mucho (a él tampoco le gusta mucho pues se acuerda de la tortilla seca y dura del comedor del colegio). Porqué será que la comida de los colegios es tan mala, a pesar del pastón que hay que pagar por ella? Pensarán que los niños no tienen paladar? O será que la gente no está acostumbrada a comer bien.


Debo decir que la comida de mi casa es sencilla, pero rica, por lo tanto mi hijo Tomás tiene el paladar acostumbrado, y claro, la comida del colegio no le gusta.





Vamos a la receta:

Ingredientes para una tortilla grande como esta. Si la quieres más pequeña, haz la mitad.



  • 3 patatas grandes
  • 8 huevos
  • 1 cebolla
  • 1 calabacín
  • aceite para freír (ojalá de oliva). Sé que el aceite de oliva en Chile es prohibitivo.
  • sal a gusto

La cebolla y el calabacín hacen la tortilla más sabrosa y suave.




El corte de la patata es importante: No es en rodajas, como las de la derecha, sino que son cortes  más pequeños como los de la izquierda.



La cebolla, en mitades de rodaja, o juliana



Calabacines pelados y cortados




Se fríe todo junto a fuego suave para que las verduras se cocinen bien y queden blanditas. Si la cantidad es mucha y el sartén pequeño, tendrás que freírlas en 2 o 3 tandas.



Cuando las verduras están listas, se sacan y espera a que templen un poco.

Batir 8 huevos.






Mezclar los huevos con la verdura y agregar sal a gusto. Ojo¡¡ las patatas necesitan sal. Que no quede desabrido.



Calentar un sartén, poner un poco de aceite y verter todo. Freír a fuego muy bajo. La idea es que la tortilla se haga de a poco y no se queme.

Ahora viene mi terror¡¡  darla vuelta¡¡  Los españoles usan una tapa o un plato. A mi no me sirve porque la tortilla se da vuelta cuando los huevos aún no están cuajados, por lo tanto imagínense lo que pasa al darla vuelta con un plato. Bueno eso me supera... el chorreo me supera.. y que se me pueda caer la tortilla al suelo.. también.


Por lo tanto, utilizo mi método infalible: la doy vuelta con otro sartén. Muy fácil. Tienes que tener otro sartén, aceitado y que has precalentado previamente. Ahí das vuelta la tortilla y lo dejas a fuego muy suave.






El aspecto final tiene que ser así.







Animaos a hacer esta receta¡¡